Vinícola Octágono; Vino, cerveza y mezcal de la Sierra de Vergel.

¡En medio de la Sierra de Vergel te encontrarás con Vinícola Octágono; un proceso único en nuestro país! Además podrás visitar la mezcalería Penca y Piedra, probar su cerveza artesanal y hospedarte en El Nidal ¡En un contenedor industrial!

A unos 40 minutos de la ciudad de León, se encuentra la Sierra de Vergel, algunas personas la conocen también como Sierra de Lobos, una extensión de 25,000 hectáreas de flora y fauna endémica de la región en donde cientos de personas aprovechan para venir a acampar, practicar senderismo, relajarse en las cabañas y hoteles de la zona y hasta practicar deportes extremos.

En el corazón de vergel se encuentra un paraíso que es por pocos conocido, o por lo menos por mí, pues nunca había escuchado sobre El Nidal, un hotel con un concepto un tanto diferente a lo que estamos acostumbrados.

Todo surgió por mi interés de visitar Vinícola Octágono, una casa productora de vino relativamente nueva en el estado de Guanajuato, concretamente en el municipio de San Felipe, adivinaste ¡En la Sierra de Vergel!

A aproximadamente 2,500 metros sobre el nivel del mar, goza de condiciones climáticas ideales para las 6 hectáreas de uva con las que cuenta, aunque debes saber una cosa, el vino que probarás aquí, es un vino completamente distinto al que habrás probado ¡No te lo pierdas!

Te recomiendo quedarte al menos una noche en el Hotel El Nidal, en donde podrás elegir entre uno de sus 8 contenedores industriales que han sido adaptados en cómodas y muy equipadas habitaciones, mismas que respetan el medio ambiente y el entorno al estar prácticamente montadas sobre una base que garantiza el menor daño al ecosistema.

Tendrás un momento para relajarte, tomar algo y respirar el aire fresco, y digo solo un momento, porque será hora de ir al recorrido del vino, el mezcal y la cerveza ¡Lo ves, cada vez hay más sorpresas! Sí, vino, mezcal y cerveza.

A unos 5 minutos de El Nidal se encuentra Vinícola Octágono, quienes en su afán de conservar la filosofía de respeto al medio ambiente y a lo que la naturaleza nos da, tienen un proceso de vinificación único en nuestro país; vasijas de barro.

El proceso es completamente artesanal, incluso el despabilado es manual, así mismo el pisado de la uva, proceso en el que participan al rededor de 15 personas. Después pasa el mosto a la vasijas, aquí no hay tanques de acero inoxidable, algunas de ellas fuera y bajo tierra. Éste es un proceso ancestral originario del país de Georgia, en Europa.

El remontado es manual y cada hora, se tiene que hacer así para propiciar la fermentación, en donde no hay químicos, levaduras externas, ni ningún otro tipo de elemento que no sea el propio de la uva.

Estarás pensando ¿y entonces a qué sabe el vino? La añada actual pasó después de la barrica, por 7 meses en barrica, sin embargo, se prevé que para este año, el proceso sea totalmente en vasijas de barro, es decir, en ningún momento pasarían por barrica.

Su vino tiene una personalidad única, con notas que le aporta el proceso por el que pasa y que en primera instancia son difíciles de reconocer, incluso diría que difíciles de aceptar en principio, sin embargo, a los pocos sorbos comienza a cautivarte su sabores y aromas 100% orgánicos y campirano.

Pasamos a visitar la cava privada en donde hay una inmensa colección de vinos mexicanos y en donde corroboramos que los dueños son unos comprometidos con el vino de nuestro país.

Es hora de conocer el proceso del mezcal Penca y Piedra. De regreso al hotel, la siguiente parada es la mazcalería, con Toño como elMaestro Mezcalero, han ganado medallas que los colocan como una de los mejores productores del país. Nunca he sido bueno para el mezcal, pero éste me atrapó.

¡Y ahora la cerveza! Serrana, producen, también de manera artesanal, 4 tipos de cerveza, que si eres amante de la cerveza artesanal, estoy seguro que disfrutarás aún más.

De regreso al hotel, puedes comer en su cocina abierta, con concepto tipo buffet, podrás probar las delicias de la sierra y sus especiales ahumados; Picaña Short Rib, Costillas ahumadas, Chamorro y muchos platillos más.

Para complementar la experiencia, podrás recorrer los alrededores en cuatrimotos, en caballo y hasta kayakear en la presa que se encuentra a unos cuantos metros.

La mención honorífica se la lleva Celia, quien fue nuestra anfitriona, nos explicó todos los procesos y nos atendió de maravilla, nos contagió su pasión por el vino y su amor por la sierra. En general todo el personal muy amable y servicial. La comida, exquisita.

¿Qué debes considerar? Estarás en medio de la sierra, trae ropa de frío, calzado cómodo y repelente para mosquitos.

¡Pasa un fin de semana diferente, en contacto con la naturaleza y probando productos 100% naturales, estoy seguro que no te arrepentirás y querrás regresar muy pronto, te lo digo por experiencia propia ¡Muy pronto regresaremos!

 

Por cierto, la próxima vez, nos animaremos a probar el trio de la muerte…